Agro

Un informe privado reflejó que la “Región Pergamino” aporta casi USD 300 millones por retenciones y pierde la posibilidad de generar 3.500 empleos anuales

Un informe de la Fundación Fada se refirió al aporte que realiza en retenciones una de las regiones productivas de la provincia de Buenos Aires
Un informe de la Fundación Fada se refirió al aporte que realiza en retenciones una de las regiones productivas de la provincia de Buenos Aires

En los últimos días los productores agropecuarios volvieron a cuestionar al gobierno porque el destino que tiene el aporte que hace el sector en materia de retenciones, no se traslada a una mejora de la calidad de vida de la ciudadanía. Además, los datos de un informe privado que se difundieron esta semana avalan la postura del campo.

El economista de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Gonzalo Agusto, señaló que el sector agrícola aportó desde diciembre del año pasado unos 5240 millones de dólares en concepto de retenciones. Además, el campo representó 4 de cada 10 dólares que ingresaron por exportaciones de maíz, trigo, soja y subproductos durante el presente año, y si el análisis se extiende a otros productos agroindustriales, son siete de cada 10 dólares.

“El aporte de retenciones del campo en el último año medido en pesos superó los 300 mil millones, que equivale al doble de lo que se destinó a las universidades públicas en los 12 meses del 2020. Según los números y previsiones, en la presente campaña agrícola la recaudación por retenciones podría trepar a 7.700 millones de dólares que cobraría la Nación”, dijo el economista.

Pero el análisis de la Bolsa de Córdoba fue más amplio, porque permitió determinar que desde el 2003 hasta la fecha el valor de las exportaciones superó los 345 millones de dólares, es decir nueve veces las reservas con que cuenta el Banco Central y en concepto de retenciones el aporte fue más de 100 mil millones de dólares en términos reales.

retenciones-fada
El impacto de las retenciones en la Región Pergamino (Fundación Fada)

Y por último, en este contexto de aumento de precios internacionales de los commodities el Estado también sale con ganancias. De acuerdo a lo expresado por el economista de la Bolsa de Córdoba, por cada dólar que aumenta la soja, y sus subproductos, recauda como retenciones 13 millones de dólares adicionales.

Todos estos datos demuestran que el aporte del campo y la agroindustria ha sido importante en los últimos años, pero lamentablemente el Estado tiene una gran deuda con la sociedad al no haber utilizado esos fondos para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. Y el ejemplo a esa situación, estuvo reflejado en un informe que presentó esta semana la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) sobre lo que sucede en una de las zonas productivas de la Argentina.

El ejemplo de la “Región Pergamino”

En la provincia de Buenos Aires se encuentra la “Región Pergamino”, conformada por los distritos de Rojas, Salto y Pergamino, donde se concentran las mejores tierras agrícolas del país. En ese lugar se cultivan más de medio millón de hectáreas de soja, trigo y maíz y se obtienen cerca de 4 millones de toneladas de producción, representando el 10% de la producción total del territorio bonaerense.

Además, el valor de la producción alcanza los 1.223 millones de dólares, y hay un aporte en materia de retenciones de 295 millones de dólares, que se suman a otros impuestos. Según el dato aportado por la Fundación Fada, los estados nacional, provincial y municipal recaudan 437 millones de dólares en materia impositiva.

retenciones-fada
Las inversiones que se dejan de hacer por los efectos de las retenciones (Fundación Fada)

A partir de los mencionados antecedentes, los economistas de Fada analizaron todo aquello que se podría realizar si los aportes del sector agropecuario en retenciones se quedaran en los tres distritos bonaerenses. Se trata de dinero que deja de ingresar al circuito económico local, pues se descuenta a los productores al momento en que deciden vender sus cosechas.

“Este trabajo llega en un momento donde las discusiones sobre la coparticipación de impuestos son un tema en la agenda nacional y las retenciones son el componente principal de esta discusión. Los resultados dan cuenta del impacto regional que tienen este tipo de impuestos, muestra contundentemente la cantidad de recursos que parten de las regiones y no vuelven”, expresó César Belloso, productor agropecuario y miembro de la Fundación por Pergamino.

Uno de los primeros datos que arrojó el trabajo, fue que los 295 millones de dólares de retenciones equivalen a 4 veces el presupuesto de Pergamino, a 4,4 veces el de Salto y 4,8 veces al de Rojas. A su vez, con un año de retenciones en la “Región Pergamino” que quedaran en manos de los intendentes, se podrían financiar 10 hospitales, 100 escuelas y 7300 cuadras de pavimento. Y también reconstruir y estabilizar 3.600 kilómetros de caminos rurales por año, en caso de que se decida que ese aporte regrese en beneficios concretos para el sector.

Por otro lado, el dinero de las retenciones alcanzaría para instalar una planta de bioetanol, 10 plantas eléctricas de biogás, un molino harinero, 10 granjas de cerdos, un frigorífico de cerdos y otro de bovinos. Al respecto, David Miazzo, economista Jefe de Fada, sostuvo: “Estas inversiones que se ponen como ejemplo de lo que se podría hacer, tienen el potencial de crear empleo para 3.500 personas. Es decir que, generalizando este ejemplo, con un año de este Impuesto, perdemos la posibilidad de generar 3.500 empleos anuales en cada región productiva”.

retenciones-fada
Más impacto de las retenciones (Fundación Fada)

Y a las inversiones que no se pueden realizar, también hay efectos negativos en la rueda productiva por cada peso o dólar que no puede llegar a la región. Uno de los ejemplos que citó el economista David Miazzo, fue que para transportar la producción de la zona, se necesitan casi 200 mil fletes de camión por un valor de 56,7 millones de dólares. A eso hay que agregar una inversión en maquinaria agrícola de 173 millones de dólares para la siembra, cuidado de los cultivos y la cosecha.

Otros ejemplos

A eso hay que sumar a otras cadenas productivas que invierten anualmente en fertilizantes unos 35 millones de dólares, en semillas 41 millones de dólares y 45 millones de dólares en sanidad vegetal. “Todo lo mencionado da empleo a choferes, mecánicos, también consumen combustible, además de la propia producción y comercialización de la maquinaria y camiones en sí”, precisó David Miazzo.

retenciones-fada
El impacto en la economía de las ciudades (Fundación Fada)

Y agregó: “La discusión sobre los derechos de exportación a la producción agropecuaria suele estar enfocada en el rol fiscal que cumplen y en los impactos negativos que pueden generar sobre las exportaciones agropecuarias del país, sin embargo, no se suele tener en cuenta cómo afectan a las regiones productivas. Este impacto es sustancial en las zonas donde su principal actividad productiva está gravada con derechos de exportación como es el caso de la región de Pergamino, Rojas y Salto”.

Está claro que con la vigencia de las retenciones y el aporte que ha realizado el campo y la agroindustria en todo este tiempo a través de dicho impuesto, desde el sector privado sostienen que el Estado no ha sido un buen administrador de los fondos para mejorar en todo lo relacionado a la salud, educación, seguridad, como así también los niveles de empleo. Y lamentablemente todo esto tiene un impacto negativo para las posibilidades de desarrollo del país.

Seguí leyendo:

La historia del productor que donó a una comunidad wichi lo que cobró por la devolución de retenciones a la soja

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba