Agro

Bajante del Paraná: alertan sobre posible colisión de buques cargueros en los puertos

bajante del río paraná
Sigue la Bajante del Río Paraná (Bolsa de Comercio de Rosario)

Desde hace más de un año, las embarcaciones que operan en la Vía de Navegación Troncal Santa Fe- Océano están siendo afectadas por el poco caudal de agua en el Río Paraná. Esto ha venido mermando la capacidad de carga de mercadería en los buques y ahora, Prefectura Naval emitió un alerta ante la posibilidad de colisión para aquellas embarcaciones de gran porte.

Así lo confirmó la autoridad marítima a través de un comunicado en el que señalan que “a fin de prevenir potenciales situaciones de peligro” recomiendan a capitanes y personal de prácticos prestar especial atención a los riesgos emergentes durante la ejecución de las maniobras de aproximación, atraque y desatraque a los muelles.

Según la Fuerza de seguridad, el buque para maniobrar a su velocidad de diseño disminuirá cuando se reduzca el espacio libre entre el fondo del canal y la quilla del buque, por lo que esto puede resultar insuficiente debajo y alrededor del casco del buque. El margen de maniobrabilidad entre el nivel del lecho del canal y la posición media más baja del fondo del buque afecta los movimientos horizontales de la embarcación y aumenta los riesgos de colisión o desviación de su trayectoria, especificaron.

El Río Paraná es la vía de salida de alrededor del 80% de los envíos agrícolas y agroindustriales de Argentina, un exportador mundial líder de alimentos, gracias al nodo portuario agroexportador de la zona de Rosario, donde compañías como China National Cereals, Oil & Foodstuffs (Cofco), Archer Daniels Midland (ADM), Bunge y Cargill abarcan el 48% de las ventas externas y poseen terminales y plantas de molienda propias.

El nivel de agua del Paraná

El Paraná ha bajado a niveles mínimos históricos en los últimos 50 años durante el 2020. Según datos del Centro de Informaciones Meteorológicas, en el puerto de Rosario hay una profundidad de 0,50 metros cuando normalmente, el nivel del agua en esa zona es de cuatro metros.

El Instituto Nacional del Agua (INA) precisó que para el resto de la cuenca del Plata, producto del ingreso de un sistema de altas presiones al continente para los próximos días no se esperan lluvias, por lo que esta situación persistirá en el futuro cercano.

“Seguimos la perspectiva que aún no mejora el clima a mediano o largo plazo”, dijo Pablo Mércuri, Director del Centro de Investigaciones de Recursos Naturales del INTA Castelar. La bajante extraordinaria del afluente afecta a toda la Cuenca del Plata y, en particular, a las instalaciones portuarias ubicadas en los ríos Paraná Medio, Paraná Inferior y Paraná de las Palmas.

A la zona de Rosario llegan alrededor de 5000 barcos por año, de ese total, 1500 atracan en los puertos granarios. Y ahora con la bajante del Río, tienen que hacer el doble de maniobras y la cantidad de accidentes son ínfimas, indicaron desde el sector marítimo.

“Si bien hay una bajante muy pronunciada, los barcos cuando se despachan se hace con el margen de seguridad bajo la quilla por más que haya 33 o 60 centímetros de altura en Rosario. Pero eso no quiere decir que el canal troncal tenga esa profundidad; está con mucha mayor profundidad. Por más que baje el Río, el margen se respeta y el barco en ningún momento debería tocar el fondo. No sé por qué tendría que haber colisión”, dijo Guillermo Wade, Gerente de la Cámara de Actividades Portuaria y Marítima.

Previsión de lluvias

El alivio hídrico sigue consolidándose en el territorio nacional, luego de haber presenciado importantes lluvias que alcanzaron en la región central y que terminaron con un meses de sequías, según los últimos datos aportados por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), para conocer las previsiones de lluvias en medio del fenómeno climático de la Niña, uno de los más activos de los últimos 30 años.

La Bolsa de Rosario especificó que los acumulados superaron los 45 milímetros en el 80% del territorio santafesino, en casi la mitad de Córdoba y Entre Ríos, y en gran parte de Chaco, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Formosa y Misiones. De esta manera, dijeron, en la porción norte del país se afirma un cambio de escenario productivo en medio de una “Niña” altamente consolidada.

El Pacifico no es el único forzante de gran escala que condiciona la provisión de agua sobre la Argentina, indicaron desde esa entidad, ya que también impactan el anticiclón semipermanente del Atlántico (Santa Elena), o el calentamiento y enfriamiento superficial del mismo océano.

“Y en este momento están actuando con gran eficacia en Argentina, donde son igual de relevantes a la hora de sumar humedad y buenas lluvias a los sectores productivos del país. Y comparando el valor de enfriamiento actual con el de cinco niñas anteriores con valores similares, la neutralidad recién podría esperarse en la transición al otoño”, señalaron los técnicos de la BCR.

Seguí leyendo:

Entre noviembre y diciembre pasado, la agroexportadora Vicentin logró un resultado positivo de casi 1 millón de dólares

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba