Deportes

Los dos refuerzos que Boca quiere cerrar tras el arribo de Marcos Rojo

Rojo refuerzo Russo Boca

Boca Juniors ya dio el primer paso en el mercado de pases y no se detiene. Con la presentación de Marcos Rojo como nuevo futbolista del club, la dirigencia ya mira hacia adelante en busca de más jugadores y en el horizonte aparecen dos nombres propios: Nahuel Tenaglia y Esteban Rolón.

Con la confirmada salida de Julio Buffarini en junio de este año, el primero de los mencionados anteriormente se desempeña como lateral derecho en Talleres. Tenaglia arribó a la T a mediados de 2017 y desde entonces se formó en dicho club hasta ganar la merecida titularidad que hoy defiende en el equipo de Alexander Medina. Como en varias de sus negociaciones, el cuadro de Córdoba podría pedir un porcentaje de la ficha de algún futbolista que no esté teniendo continuidad en el equipo de Miguel Ángel Russo.

Aunque anteriormente había aparecido el nombre de Fabricio Bustos para reforzar dicho puesto en el Xeneize, la renovación de contrato del futbolista con Independiente desvaneció las posibilidades de un traspaso. Nahuel se convirtió en prioridad y las partes deberán ponerse de acuerdo con el tema económico para que las negociaciones llegue a buen puerto lo antes posible.

Boca Tenaglia Rolón
Tenaglia y Rolón, los dos apuntados de Boca en el mercado de pases

El segundo nombre que suena en Boca es un mediocampista de contención. Aparenta como el pase más sencillo de realizar ya que por 500 mil dólares Hucarán lo dejaría ir. Rolón llegó a Parque Patricios en condición de libre desde el Málaga de España. Allí se volvió un jugador habitual en la estructura de Israel Damonte quien lo ayudó a solidificar su faceta defensiva (potenciando su gran nivel como pasador con el que brilló en Argentinos) al punto que el Xeneize puso sus ojos en él.

No es la primera vez que suena el nombre del volante como refuerzo para Boca. Hace cinco años, Guillermo Barros Schelotto había anotado el nombre de Esteban pero no se pudo llegar a un acuerdo por lo alta que era la cifra que pedía el Bicho para desprenderse del jugador que luego daría el salto a Europa donde no tendría el mejor de los resultados.

Vale recordar que además de la llegada de Marcos Rojo, el que tendría que haber regresado al club era Lucas Olaza ya que terminó su préstamo con el Celta de Vigo. Pero como el uruguayo no tenía intenciones de regresar a Argentina, el club terminó arreglando con el Real Valladolid y consiguió una nueva cesión para el lateral izquierdo en España.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Marcos Rojo firmó con Boca: “Con mi viejo mirábamos siempre los partidos de la Copa, el sueño de todos es ganar la Libertadores”

El día que Marcos Rojo se peleó con Zlatan Ibrahimovic en el vestuario del Manchester: la anécdota que se viralizó tras su arribo a Boca

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba