Salud

La expectativa de vida se redujo un año en Estados Unidos por la pandemia de coronavirus

La expectativa de vida se redujo un años por el COVID-19 en EEUU. REUTERS/Carlos Barria
La expectativa de vida se redujo un años por el COVID-19 en EEUU. REUTERS/Carlos Barria (CARLOS BARRIA/)

La expectativa de vida entre la población en general de Estados Unidos, el país más golpeado por el coronavirus, se redujo en la primera mitad de 2020 en un año debido a la pandemia por COVID-19, al pasar de 78,8 a 77,8 años, el nivel más bajo desde 2006, informó el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Según las cifras oficiales, la caída de la expectativa de vida, esto es, cuántos años se calcula que vivirá un bebé nacido ahora, afectó más a los hispanos y los negros debido a la COVID-19, aunque los hispanos siguen siendo el grupo racial más longevo en Estados Unidos.

Las minorías fueron las más golpeadas por esta reducción: los negros perdieron tres años y los latinos, casi dos años, indicaron los expertos a cargo del estudio. Entre los blancos, la expectativa de vida bajó en la primera mitad del año pasado de 78,8 a 78 años, mientras que entre los hispanos cayó en 1,9 años, al pasar de 81,8 años en 2019 a 79,9 años cuando hizo impacto la pandemia. En líneas generales, la expectativa de vida para los hombres fue de 75,1 años y para las mujeres de 80,5 años.

Jeff Stone de West Haven, Connecticut, recibe la vacuna contra el coronavirus - REUTERS/Mike Segar
Jeff Stone de West Haven, Connecticut, recibe la vacuna contra el coronavirus – REUTERS/Mike Segar (MIKE SEGAR/)

Los afroamericanos son el grupo que ya tenía una expectativa de vida más baja que el resto de la población, con 74,7 años antes de la pandemia, pero en la primera mitad de 2020 pasaron a 72 años, con una reducción de 2,7 años, de acuerdo con el informe del CDC. Esto indica que la diferencia en expectativa de vida de los latinos y los afroamericanos se amplió de 7,1 años en 2019 a 7,9 años en el primer semestre del año pasado.

“Otra consecuencia de la disminución en los cálculos de expectativa de vida observados durante la primera mitad de 2020 fue el empeoramiento de las disparidades raciales y étnicas en la mortalidad”, apuntó el CDC.

En la distribución geográfica, la expectativa de vida más prolongada se encuentra en Hawái, con 82 años, seguido por 81,3 en California, y 81 años en Minesota y Nueva York. El año pasado fue el más mortífero en la historia de Estados Unidos con más de 3,6 millones de fallecimientos, según datos del CDC, de los cuales 376.200 se atribuyeron a la pandemia de la COVID-19.

Uno de los tantos funerales por muertos por COVID-19 en EEUU  REUTERS/Callaghan O'Hare
Uno de los tantos funerales por muertos por COVID-19 en EEUU REUTERS/Callaghan O'Hare (CALLAGHAN O'HARE/)

“Las cifras no reflejan la totalidad de los efectos de la pandemia de COVID-19 en 2020, y otros cambios en las causas de muerte, como los aumentos en los fallecimientos provisionales por sobredosis de drogas”, agregaron los autores.

Las minorías han sufrido altas tasas de mortalidad por COVID debido en parte a dificultades para trabajar desde el hogar, familias más numerosas y peor acceso a atención sanitaria, incluido las pruebas para detectar el virus.

El presidente de los estados Unidos, Joe Biden, emitió una nueva estrategia nacional en enero para responder a la pandemia de coronavirus y tomó medidas ejecutivas destinadas a hacer que las pruebas y las vacunas sean más abundantes, que las escuelas y los viajes sean más seguros, y que los estados puedan afrontar mejor su papel en el largo camino de regreso a la normalidad.

Biden enmarcó las acciones en una descripción sobria del daño de la pandemia. “El número de muertos probablemente superará los 500,000 el próximo mes”, dijo.

Farmacéuticos se preparan para vacunar en una farmacia CVS en EEUU REUTERS/David Ryder
Farmacéuticos se preparan para vacunar en una farmacia CVS en EEUU REUTERS/David Ryder (DAVID RYDER/)

Con un tono que equilibra la severidad con el optimismo, el nuevo presidente reiteró que “las cosas seguirán empeorando antes de mejorar”. Pero luego agregó: “Para una nación que espera acción, permítanme ser más claro en este punto: la ayuda está en camino”.

El doctor Anthony Fauci, principal epidemiólogo del gobierno de los Estados Unidos, actualizó su pronóstico sobre cuando podría la población “volver a la normalidad”.

“Con suerte, para cuando empecemos a entrar en 2022, tendremos realmente un grado de normalidad que se aproximará al tipo de normalidad al que hemos estado acostumbrados”, dijo Fauci en una reciente entrevista del diario LA Times.

Anteriormente, el asesor en la Casa Blanca sobre la pandemia había calculado el regreso de la “normalidad” para el otoño de 2021 en Estados Unidos, es decir entre septiembre y diciembre de este año. Sin embargo, su análisis sobre la manera en que las circunstancias han cambiado desde entonces lo hizo considerar otros plazos.

SEGUÍ LEYENDO:

Preocupación por el hallazgo de una nueva mutación híbrida de coronavirus que surgió de la combinación de otras dos variantes

Estados Unidos registra la tasa contagios de COVID-19 más baja desde octubre

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba