Agro

Las lluvias de los últimos días permitieron recuperar 600.000 hectáreas de soja de segunda en la región núcleo

soja-sequia
Lotes de soja afectados por la falta de lluvias

Las lluvias han sido un bien escaso durante esta campaña agrícola y su falta produjo severos daños al trigo y viene condicionando y afectando el normal desarrollo de la soja y el maíz. Es por eso que cada vez que se dieron precipitaciones de forma abundante y abarcativa, se convirtió en un momento bisagra para el devenir del cultivo y para las expectativas de los productores.

Es por eso que las lluvias de los últimos días, tras más de un mes sin que se produzcan precipitaciones, permitió recuperar 600.000 hectáreas de soja segunda en la zona núcleo que se encontraban en mal estado y recortar la estimación de área de pérdidas para el cultivo. Así lo reflejó un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que al mismo tiempo sostuvo que el agua permitió establecer un piso de rendimiento para los planteos tardíos.

De esta manera, se puede decir que los 47 milímetros en promedio que cayeron en el área comprendida entre en centro-sur de Córdoba y Santa Fe y el norte de Buenos Aires salvaron a la región de un potencial “desastre productivo”. Así, de las 1,2 millones de hectáreas de soja de segunda que se encontraban en condición de mala a regular, tras las precipitaciones se redujo a 500.000 hectáreas, mientras que la superficie que se estimaba que se podía perder pasó de 250.000 a menos de 200.000 hectáreas.

Para los técnicos de la entidad bursátil rosarina, las lluvias permitieron “cortar la pérdida de área” y de pasar de un “escenario de catástrofe a estimar alcanzables rendimientos de 7 a 15 quintales por hectárea (qq/ha). O sea, habrá un daño de más del 50% pero se pasa a poder tener cosecha en esos cuadros”.

Respecto a los cuadros que no se encontraban bajo un panorama tan grave, el agua llegó para terminar el llenado de granos y ponerle un piso al rinde del cultivo. Por ejemplo, en el centro-sur de Santa Fe y el este cordobés se estiman los rendimientos más altos. En este sentido, la entidad puntualizó que “en El Trébol esperan un promedio de 30 qq/ha, con lotes que alcanzarían los 40 qq/ha. En Carlos Pellegrini la media sería de 40 qq/ha. En Cañada Rosquín los rendimientos venían en picada y se calcula una pérdida del 50% respecto al año pasado. Sin embargo, hay lotes que podrían tocar los 30 qq/ha”.

Soja de primera y maíz

Si bien las precipitaciones en la zona núcleo salvaron a la soja de segunda de seguir deteriorándose y aumentar su superficie perdida, para los planteos de primera “el agua llegó tarde”, remarcó la Bolsa rosarina, con mermas estipuladas en los rindes que van de un 5% a un 30%. “La sequía y las altas temperaturas de las últimas semanas adelantaron el desarrollo de los lotes de soja de primera. Son muy pocos los cuadros que, habiendo formado el grano, han logrado semillas con el tamaño máximo”.

Según detalló el informe, “la mayor parte de los lotes se encuentran madurando, por lo que la lluvia de esta semana llegó tarde para detener la pérdida del rendimiento”. Así, en el sur de Santa Fe, como en Bigand, se calcula una caída de entre 7 a 8 qq/ha. En Bombal y Firmat la caída será menor y se esperan promedios entre 30 a 50 qq/ha. En Marcos Juárez, se estima una pérdida del rendimiento de 10% al 15%, respecto al año anterior.

Por el lado del maíz, si bien el clima seco también afectó a los lotes implantados con el grano amarillo, el panorama parece ser otro, ya que, hasta la fecha la estimación de producción a nivel nacional todavía no sufrió recortes y los primeros resultados que dio la incipiente cosecha son positivos.

Según la entidad, a la fecha se llevan cosechados en la región 150.000 hectáreas de maíz temprano, cuando el año pasado se llevaban recolectadas más de 500.000 hectáreas. Teniendo como base esa superficie trabajada, “los rendimientos muestran marcas alentadoras. En Carlos Pellegrini y El Trébol, los rendimientos promedio rondan los 110 qq/ha; hay lotes que han alcanzado los 135 qq/ha. La otra localidad que se destaca es Marcos Juárez, recién se está comenzando por los lotes de inferior calidad y los rindes promedian 100 qq/ha. En los mejores se espera alcanzar los 130 qq/ha.

SEGUIR LEYENDO:

Ganancias para empresas: el campo rechazó el proyecto con las nuevas escalas y se quejó de “la voracidad fiscal sin límite del Gobierno”

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba