Agro

Se solucionó el conflicto en Lácteos Mayol, uno de cuyos dueños había grabado un emotivo mensaje que se viralizó en redes sociales

conflicto-atilra
La población se movilizó pidiendo que no se cierre la Planta de Lácteos Mayol, en el Partido de Cañuelas.

Además de la reapertura de Arrebeef, uno de los mayores frigorícos exportadores de la Argentina, en las últimas horas se solucionó también otro conflicto que habían mantenido en vilo al sector agropecuario.

En el mes último, dichos conflictos generaron un fuerte repudio por parte de distintas entidades y representantes del sector agropecuario, donde se calificó de “indefensión productiva” los bloqueos suscitados en lo que va de este año en ambas plantas.

Lácteos Mayol S.A. llegó a un acuerdo con la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra) que durante una semana mantuvo bloqueado el ingreso de la empresa pyme de la localidad Gobernador Udaondo, en la provincia de Buenos Aires.

Desde el gremio confirmaron que se llegó a un acuerdo suscripto ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires para poner fin al conflicto laboral sobre un reempadronamiento para que los empleados pasen a otro convenio.

“El acuerdo contempla el correcto encuadramiento de los compañeros y satisface plenamente los justos reclamos laborales interpuestos. El mismo ha podido lograrse a partir de la firme determinación de los compañeros en defender sus derechos, como así también en la responsabilidad social y en la sensibilidad demostrada por los dueños de Lácteos Mayol S.A”, dijeron en el comunicado los integrantes del gremio.

El bloqueo en la planta láctea fundada en 1936 y que actualmente emplea a 14 personas dejó al descubierto no solo la tensión entre las organizaciones gremiales y las empresas del sector agropecuario, sino en particular la delicada situación que atraviesan las pymes lácteas por distintos motivos que terminan por afectar la producción.

La versión de Atilra

“Todos estamos absolutamente convencidos de que la solución pudo haberse logrado antes de no haber mediado en el conflicto la participación de terceros que únicamente buscaban sacar provecho de la situación esbozando solo mezquinos intereses propagandísticos y sectoriales”, agregó Atilra.

Además, el gremio aclaró que “jamás se bloqueó la fábrica”, y aseguraron que no hay un solo registro que establezca lo contrario. “Es falso de toda falsedad que los trabajadores hayan ocasionado algún daño a su fuente de trabajo. Del derecho constitucional de la medida de fuerza adoptada y tal como ocurre siempre con nuestro sindicato, solo participaron trabajadores lecheros”, apuntaron.

El conflicto había ganado gran visibilidad cuando a principios de marzo Dardo Mayol, miembro de la familia fundadora y socio de la pyme láctea grabó un video que se viralizó rápidamente en el cual pedía ayuda para poder hacer funcionar su empresa. “Realmente espero que alguien en este bendito país saque esta lacra de mi fábrica, la fábrica de mi abuelo. Sáquenme esta lacra de encima, ayúdenme”, decía, con los ojos llorosos Mayol, nieto del fundador de la empresa.

(Infobae)

ArreBeef reabre el martes

La reapertura de Lácteos Mayol se da casi en simultáneo con del frigorífico ArreBeef, ubicado en Pérez Millán, en el Partido de Ramallo, que reabrirá la próxima semana luego de un mes en que estuvo bloqueada por unas 60 personas que buscaban separarse del Sindicato de los Trabajadores de Carne de la Zona Norte. Este es el signatario en la planta que forma parte de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne que conduce Alberto José Fantini. Las partes habrían llegado a un entendimiento para habilitar la apertura de la planta y restablecer los 1000 puestos de trabajo que genera la empresa en la zona. ArreBeef, que pertenece al empresario Hugo Borrel, con una historia que data de 100 años, está entre los cuatro frigoríficos de mayor importancia en el sector exportador.

Borrel había llegado a anunciar el cierre definitivo de la empresa, lo que levantó alarmas en el sector y en la localidad. “Me encuentro con un problema que no puedo resolver. Lamentablemente tengo que informarles que ArreBeef ha dejado de funcionar, no va a trabajar más. Esta decisión la he tomado yo con una gran pelea familiar, no quiero que mis hijos sufran”, había dicho entonces el empresario.

Tras el acuerdo entre las partes, sin embargo, la planta frigorífica volverá a sus tareas habituales el próximo martes.

SEGUIR LEYENDO:

Viento de cola: el agro ingresó USD 2.700 millones en marzo, la mayor cifra de la historia para ese mes

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba