Deportes

La MLS, el nuevo destino soñado para casi medio centenar de futbolistas argentinos

Gonzalo Higuain - Inter de Miami
El Pipita Higuaín, con la camiseta del Inter Miami. Es el futbolista de mayor renombre del torneo (AFP)

Vivir en ciudades como Nueva York, Miami, Los Angeles o Boston. Cobrar en dólares en tiempo y forma. Permanecer ajenos a las presiones del fútbol argentino. Tener una calidad de vida mucho mejor. Y jugar en una Liga de tercer o cuarto orden, pero en permanente crecimiento a partir del poderío económico de los Estados Unidos. A grandes rasgos, ésos son los motivos por los cuales casi medio centenar de futbolistas argentinos juega hoy en la Major League Soccer, la cada vez más desarrollada Liga de los Estados Unidos. Argentina, justamente, es el tercer país con mayor cantidad de jugadores en la MLS, detrás de Estados Unidos y de Canadá.

Con las cuatro fechas iniciales ya jugadas, en las prolijas canchas de ese país se mezclan jugadores argentinos muy exitosos como Gonzalo Higuaín o Lisandro López; con otros de andar destacado como Diego Valeri, Sebastián Blanco y Maximiliano Moralez; con algunos que hicieron muchos goles en suelo argentino como Wanchope Abila y Gustavo Bou; y con otros como Alan Franco, Santiago Sosa y Matías Pellegrini que transitan en la MLS los años iniciales de su carrera profesional luego de haber debutado en el fútbol argentino.

La MLS desanda en 2021 el vigésimo sexto año de su historia. Inaugurado en 1996/1997, el campeonato comenzó siendo poco menos que experimental, casi una rareza en un país que vibra esencialmente por el fútbol americano, el básquet y el béisbol. “La MLS está creciendo mucho. Lo que es difícil es que acá se pueda vivir el fútbol con la pasión que hay en la Argentina”, reconoce en diálogo con Infobae un jugador argentino que hace ya más de un año desanda sus estadios.

La presencia de jugadores argentinos en esa competencia creció exponencialmente desde la temporada inaugural, cuando solamente estaban Diego Soñora en Dallas Burn y Mario Gori en DC United, a la actual, en la que hay 45 futbolistas y tres directores técnicos llegados desde el sur del continente americano.

El “Pipita” Higuaín arribó para la actual temporada al Inter de Miami, el equipo acaso más glamoroso de la MLS, cuyo dueño es David Beckham. El ex River, Real Madrid y Juventus, entre otros clubes, es el jugador de mayor renombre del campeonato. El mexicano Chicharito Hernández (Los Angeles Galaxy) le compite en popularidad pero no en pergaminos: ningún otro jugador realizó una carrera tan importante como la que hizo Higuaín antes de sumarse al equipo de Miami, al que ya eligió para finalizar su exitoso recorrido.

Diego Valeri, otro argentino, es el jugador más preponderante de la historia de Portland Timbers. Valeri, quien supo ser campeón con Lanús en 2007 y con Porto en 2010, está jugando su octava temporada para los Timbers. En diciembre del año pasado, un grupo de casi 200 expertos en la MLS lo incluyó “entre las 25 estrellas más brillantes” de ese campeonato. Fue en el marco de los festejos por el primer cuarto de siglo de vida del torneo. Valeri llegó a Portland Timbers en 2013 y dos años después obtuvo la Copa MLS. En 2020 también ganó “MLS is back”, el torneo que se realizó durante la temporada pasada para marcar el regreso de la Liga durante la pandemia de Coronavirus. Es el décimo mejor asistidor en la historia del torneo. Además, fue MVP (Jugador más valioso) en 2017 y lo seleccionaron tres veces como parte del equipo ideal del campeonato. La web oficial de la MLS lo define como “un artista constantemente sobresaliente desde su llegada a Portland”.

Lucas Zelarayán, el cordobés que jugó en Belgrano y al que Marcelo Gallardo quiso llevar a River a principios de 2018, es una de las figuras de Columbus Crew, el último campeón, y solamente le encuentra aspectos positivos a su desembarco en la MLS el año pasado. Primero, porque salió campeón con su equipo en su primer año en Estados Unidos y luego de doce de sequía para la franquicia. Y, luego, porque el estilo de vida le sienta a la perfección: “Acá podes andar por la vida con tranquilidad y disfrutarlo con la familia. Es diferente a lo que viví en Córdoba o en Monterrey cuando jugaba en Tigres. En Argentina y en México la pasé bien, pero esto es otra cosa. Acá podés vivir la vida de una persona común y corriente y eso es muy importante para uno”, afirma Zelarayán.

Ahora bien, ¿es la MLS la Liga del mundo en la que hay mayor cantidad de futbolistas argentinos? No. Con 45, es la segunda, detrás de la mexicana, que tiene 47 jugadores “criollos” en su campeonato.

Zelarayán, con la casaca del Columbus Crew, último campeón (Greg Bartram-USA TODAY Sports)
Zelarayán, con la casaca del Columbus Crew, último campeón (Greg Bartram-USA TODAY Sports) (Greg Bartram/)

El desembarco de argentinos en la Liga estadounidense no es, en realidad, un fenómeno nuevo. Argentina exportó siempre calidad a los Estados Unidos. Emblemas de River y de Boca, como Marcelo Gallardo y Guillermo Barros Schelotto, se destacaron en la MLS: el “Muñeco” supo ser el conductor de DC United durante 2008 y el mellizo fue genio y figura en Columbus Crew entre 2007 y 2010. Barros Schelotto fue campeón de la Copa MLS en 2008 y se cansó de ser influyente en los 102 partidos que jugó con la camiseta amarilla y negra: anotó 33 goles y dio 37 asistencias. Guillermo fue hasta el año pasado el entrenador de Los Angeles Galaxy, el equipo más ganador de la MLS con cinco títulos, y se fue por malos resultados.

Si cada vez van más jugadores argentinos a la MLS, el de los técnicos es otro mercado creciente para los argentinos. Tras el despido de Barros Schelotto de Los Angeles Galaxy, hoy son tres los que conducen equipos allí: Matías Almeyda (San José Earthquakes), Gabriel Heinze (Atlanta United) y Hernán Losada (DC United). ¿Quién es Losada? Un ex futbolista que jugó en Barracas Central, Independiente, Universidad de Chile y en cuatro clubes de Bélgica: Beerschot, Anderlecht, Charleroi y Lierse. Con 38 años, se convirtió en el entrenador más joven de la actual Liga estadounidense. Su ayudante de campo principal es el santafesino Nicolás Frutos, otro ex Independiente que también jugó en el Anderlecht, entre 2006 y 2010. Y en su equipo juega un argentino: el exV élez Yamil Asad, hijo de Omar, el “Turco” campeón de todo con Carlos Bianchi en el equipo de Liniers.

“Acá no vienen solo las grandes estrellas que llegan para retirarse. Juegan chicos de muy buen nivel que están en distintas selecciones. La MLS creció de una manera muy marcada y para muchos futbolistas se convirtió en una manera de pegar el salto a Europa. Si siguen creciendo de este modo, se van a transformar en una de las mejores ligas del mundo”, afirma Losada. A propósito de esa frase, el paraguayo Miguel Almirón encarna uno de los mejores ejemplos respecto de la posible condición de trampolín hacia Europa de la MLS: en 2019 pegó el salto de Atlanta United al Newcastle de la Premier League inglesa.

Heinze llegó a Atlanta United en enero de este año. Y reconoció que mucha gente a su alrededor le preguntaba -en cierto tono de cuestionamiento- por qué no esperaba un ofrecimiento desde alguna Liga más calificada antes que firmar en Estados Unidos. “¿Y qué saben ustedes lo que yo pienso del fútbol o de lo que yo quiero para mi carrera?. A mí no me interesa lo que puedan llegar a pensar los demás, ¿me explico? Para mí será una posibilidad muy linda para poder trabajar. Pero, quién es uno para decirle al otro: ‘Che, ¿cómo vas a ir a tal lado?’ Es muy fácil opinar de otra persona sin conocerla. Y también creo que es un error pensar que sólo hay que ir a los grandes clubes del mundo para hacer tu trabajo y sentirte bien. No, uno debe ir donde perciba que puede hacer su trabajo”, dijo Heinze a La Nación el 25 de enero.

Almeyda, Heinze y Losada quieren seguir los pasos de Gerardo Martino, el “Tata”, quien en 2018 sacó campeón de la MLS justamente a Atlanta United, el equipo que -por otro lado- tiene el mejor escenario de toda la Liga: el Mercedes Benz Stadium, un gigante ultramoderno con capacidad para más de 80.000 personas.

Gabriel Heinze Atlanta United
Gabriel Heinze eligió la MLS para su dirigir fuera de la Argentina

TODOS LOS ARGENTINOS EN LA MLS

Luciano Abecasis (San José Earthquakes)

Ramón Abila (Minnesota United)

Luciano Acosta (FC Cincinnati)

Ignacio Aliseda (Chicago Fire)

Yamil Asad (DC United)

Mateo Bajamich (Houston Dynamo)

Ezequiel Barco (Atlanta United)

Álvaro Barreal (FC Cincinnati)

Sebastián Blanco (Portland Timbers)

Gustavo Bou (New England Revolution)

Claudio Bravo (Portland Timbers)

Julián Carranza (Inter de Miami)

Valentín Castellanos (New York City FC)

Franco Escobar (Atlanta United; está a préstamo en Newell’s hasta diciembre)

Cristian Espinoza (San José Earthquakes)

Nicolás Figal (Inter de Miami)

Alan Franco (Atlanta United)

Braian Galván (Colorado Rapids)

Gastón Giménez (Chicago Fire)

Erik Godoy (Vancouver Whitecaps)

Leandro González Pirez (Inter de Miami)

Federico Higuaín (Inter de Miami)

Gonzalo Higuaín (Inter de Miami)

Franco Ibarra (Atlanta United)

Franco Jara (FC Dallas)

Lisandro López (Atlanta United)

Emanuel Maciel (CF Montréal)

Fernando Meza (Atlanta United; está a préstamo en Defensa y Justicia hasta junio)

Maximiliano Moralez (New York City)

Marcelino Moreno (Atlanta United)

Matías Pellegrini (Inter de Miami; está a préstamo en Fort Lauderdale CF)

Tomás Pochettino (Austin FC)

Eric Remedi (San José Earthquakes)

Emanuel Reynoso (Minnesota United)

Andrés Ríos (San José Earthquakes)

Pablo Ruiz (Real Salt Lake)

Rodrigo Schlegel (Orlando City)

Santiago Sosa (Atlanta United)

Joaquín Torres (CF Montréal)

Maximiliano Urruti (Houston Dynamo)

Milton Valenzuela (Columbus Crew)

Diego Valeri (Portland Timbers)

Daniel Vega (San José Earthquakes)

Matías Vera (Dynamo Houston)

Lucas Zelarayán (Columbus Crew)

SEGUIR LEYENDO:

Kun Agüero, histórico: es uno de los futbolistas argentinos con más títulos tras la conquista de la Premier League

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba