Salud

Por qué España vacuna con una sola dosis a quien se haya infectado con COVID-19

Actualmente hay 4.813 pacientes ingresados por COVID-19 en toda España y 1.426 en una UCI (EFE)
Actualmente hay 4.813 pacientes ingresados por COVID-19 en toda España y 1.426 en una UCI (EFE) (CHAMILA KARUNARATHNE/)

Una única dosis para quienes se hayan infectado con COVID-19. Con esta prescripción no sólo se consigue un “acelerón” a la inmunización de la población, sino que la ciencia ha demostrado su utilidad sin perder eficacia ni seguridad. En la cuarta actualización de la Estrategia de vacunación frente a la Covid-19, el Ministerio de Sanidad español estableció a comienzos de este año que las personas con menos de 55 años que hayan pasado la enfermedad de forma sintomática o asintomática sólo se administrará una dosis de vacuna seis meses después de haberse infectado.

Para todos aquellos que hayan pasado la enfermedad, la Comisión de Salud Pública contempla diferentes escenarios posibles. “En menores de 65 años que han pasado el virus se pone una sola dosis que, lo ideal, es que se administre pasados 6 meses”, explicó a Infobae el doctor Amós José García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología. Del mismo modo, si una persona se contagia de COVID-19 después de haber recibido ya una primera dosis de la vacuna, se le administrará el segundo pinchazo pasado medio año. En cambio, a las personas mayores de 65 años siempre se ponen dos dosis sin esperar seis meses.

Las vacunas para los que ya han pasado el virus actúan como refuerzo y disparan en ellos el número de anticuerpos. “Tienen un elevado número de anticuerpos, superiores a las personas que se vacunaron con dos dosis”, señaló en diálogo con RTVE el vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología, Fernando Moraga-Llop.

El especialista explicó que, en el supuesto de que “por error” se administre la vacuna a una persona que ha pasado la enfermedad antes de que hayan pasado seis meses, “esa dosis se considerará válida”. Para evitar este tipo de deslices en la estrategia acordada por los técnicos del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, en centros de vacunación como el recién estrenado en el Camp Nou aseguran que llevan un control de los datos. “El sistema está preparado para que si lo han pasado, los detecte y no les deje coger la cita”, señala Noelia López Smith, administrativa del centro.

Para inmunizar a estas personas, siempre se utilizarán las vacunas de Pfizer, Moderna o AstraZeneca, dependiendo de cuál les corresponda por grupo de edad (REUTERS)
Para inmunizar a estas personas, siempre se utilizarán las vacunas de Pfizer, Moderna o AstraZeneca, dependiendo de cuál les corresponda por grupo de edad (REUTERS) (NACHO DOCE/)

En cualquier caso, para inmunizar a estas personas, siempre se utilizarán las vacunas de Pfizer, Moderna o AstraZeneca, dependiendo de cuál les corresponda por grupo de edad. Se excluye así la inoculación de Janssen, que solo necesita una dosis y que se ha destinado para mayores de 70 años y colectivos con más dificultades para acudir a puestos de vacunación.

El Ministerio de Sanidad no recomienda que se realicen pruebas serológicas o virológicas antes de recibir la vacuna. Es decir, esto solo aplicará para personas que hayan sido diagnosticadas en su momento, independientemente de si pasaron la infección con síntomas o sin síntomas. No obstante, “se debe posponer la vacunación de las personas con síntomas sospechosos de COVID-19 o con COVID-19 confirmada recientemente por laboratorio hasta que haya finalizado el período de aislamiento”, advierte la última actualización de la estrategia. “De igual manera, se debe posponer la vacunación de las personas en cuarentena (por ser contactos de un caso confirmado) hasta que finalice la misma”.

El último reporte del coronavirus refleja 33 nuevos fallecimientos en España, según indican los datos oficiales de la Johns Hopkins University del 27 de mayo
El último reporte del coronavirus refleja 33 nuevos fallecimientos en España, según indican los datos oficiales de la Johns Hopkins University del 27 de mayo

Según la Agencia Española del Medicamento y los Productos Sanitarios (AEMPS) solo el 0,12 % de los vacunados contra la COVID-19 en España han notificado efectos adversos en los días posteriores a la inoculación y, en su caso, han sido mayoritariamente reacciones leves. Los acontecimientos más frecuentemente notificados han sido fiebre, dolor en la zona de vacunación, dolor muscular y en las articulaciones, dolor de cabeza, fatiga y mareos. El 80% han sido comunicadas por profesionales sanitarios y el 20% por ciudadanos, siendo mayoritariamente mujeres (81%), de acuerdo con el último informe.

El último reporte del coronavirus refleja 33 nuevos fallecimientos en España, según indican los datos oficiales de la Johns Hopkins University del 27 de mayo. Además, en las últimas horas la cifra de contagios ha aumentado un 0,14% con respecto al total de casos tras confirmarse 5.290 nuevos positivos por PCR. En total, desde que el virus llegó al país el pasado 31 de enero se han contagiado un total de 3.663.176 personas.

SEGUIR LEYENDO:

España permitirá el ingreso de “todas las personas vacunadas” a partir del 7 de junio

Única dosis y alta eficacia: radiografía de la vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba