Salud

Córdoba, al borde del colapso sanitario por el COVID-19: tiene más del 90% de ocupación de camas de terapia intensiva

Muchos profesionales manifestaron un nivel de estrés por falta de medicamentos y economización de oxígeno. Muchos no van a poder físicamente ni mentalmente volver a tomar una guardia, señalan desde el Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba
Muchos profesionales manifestaron un nivel de estrés por falta de medicamentos y economización de oxígeno. Muchos no van a poder físicamente ni mentalmente volver a tomar una guardia, señalan desde el Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba (Alberto Valdes Alberto Valdes/)

Mientras Argentina atraviesa una ola de contagios y muertes diarias por coronavirus, las estadísticas también se replican en algunas provincias. Córdoba se convirtió en uno de los focos de trasmisibilidad cuyas cifras son alarmantes, superando la barrera de 5.000 casos diarios y 4000 fallecidos desde el comienzo de la pandemia. Las autoridades sanitarias provinciales están tomando medidas cada vez más restrictivas, mientras se analizan los resultados del último confinamiento. Algunas de las normas establecidas que comenzarán a regir desde el próximo 7 hasta el 18 de junio incluyen la suspensión de la presencialidad en las actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, culturales, deportivas, religiosas, educativas, turísticas, recreativas y sociales.

Tenemos una tasa de nuevos casos muy alta con una ocupación de camas sumamente alta, con algunos lugares donde prácticamente no hay disponibilidad inmediata. Esta el paciente que espera hasta que se produzca un alta, o derivar a una institución vecina que pueda recibirlo. Eso hace que el estrés que se vive sea muy alto, tanto desde el punto de vista del paciente como del profesional que lo atiende, afirma Andrés De León, del Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba (M.P. 18.230).

El doctor Rogelio Pizzi, médico infectólogo (M.P. 30.128) y decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), señaló a Infobae: “Creo que nosotros vamos a tener en los próximos días números muy similares y tenemos que esperar a ver cuál va a ser el impacto, todavía no podemos decir a ciencia cierta y con el análisis epidemiológico, de los nueve días de confinamiento. Yo creo que tenemos que esperar que termine esta semana epidemiológica para tener datos certeros. Pero vamos a seguir manteniendo esta meseta alta, porque nosotros notamos que la gente no ha acatado las medidas dispuestas por las autoridades sanitarias y el confinamiento no se ha cumplido estrictamente. Esto es muy importante, el acompañamiento. Ya que no es solamente una responsabilidad del estado, es una responsabilidad compartida, que nosotros también nos comportemos y ejerzamos nuestra responsabilidad como ciudadanos”.

Actualmente la provincia de Córdoba tiene una ocupación de camas de terapia intensiva que supera el 90%, afirman desde la Sociedad de Terapia Intensiva de Cordoba
Actualmente la provincia de Córdoba tiene una ocupación de camas de terapia intensiva que supera el 90%, afirman desde la Sociedad de Terapia Intensiva de Cordoba (EFEI0499/)

En otro sentido, el presidente de la Sociedad de Terapia Intensiva de Córdoba, Andrés Peñaloza (M.P. 28.165), sostuvo: “Nosotros tenemos documentada una ocupación de camas críticas por la patología de Covid cercana al 80%. El desafío es interpretar ese indicador dado que estamos midiendo la ocupación de una oferta, que en este caso son camas críticas, para pacientes críticos. La mayor ocupación está dada por Covid. A eso hay que sumarle la ocupación de camas por el resto de las patologías. Dado que el virus representa la mayoría, el resto las ponemos dentro de lo que significan accidentes cerebrovasculares, infartos de miocardio, etcétera. Que también ocupan camas. La suma de ambas en la ocupación de camas por toda causalidad ronda el 90% y más, dado que no tenemos informe formal”

Mientras se agiliza en plan de vacunación masivo en todo el territorio nacional y se estudian los algoritmos para paliar las consecuencias del coronavirus, el Dr. Pizzi manifiesta que el plan de vacunación es excelente. Córdoba ha tenido días que ha superado las 40.000 inoculaciones diarias, y se está vacunando hasta las 00 horas. La idea es avanzar con una gran apertura de AutoVac y avanzar hacia centros de vacunación 24 horas si tenemos la llegada sistemática y siguen llegando fluidamente el número de vacunas.

En otro sentido, el presidente del Consejo de Médicos de la Provincia, sostiene: “Ojalá que haya sido el pico máximo y empiece a haber un descenso paulatino. Eso se va a dar en la medida en que la gente no circule para las cosas que no sean estrictamente necesarias, el trabajo, los esenciales y todo lo demás”.

Y agregó: “Dejemos algunas otras cosas como reuniones sociales y fiestas, para otra oportunidad. Con el aumento de vacunación y la disminución de circulación, tenemos el combo que funcionó en otros lados del mundo. Aplicando este combo de restricción más vacunación, esperando el tiempo de que la vacuna haga efecto en el período de 15 a 20 días, ahí se va a ver el efecto de disminución brusca de la curva de contagios. El plan de vacunación de todos depende de la llegada de vacunas. De hecho desde que empezó la vacunación ya llevamos varias veces que nos quedamos con los vacunatorios vacíos pero no porque no haya gente que quiera vacunarse ni gente para vacunar sino porque no tenemos las vacunas y suspendemos dos, tres o cuatro días, hasta que llegan nuevas remesas y ahí recomenzamos nuevamente rápidamente. El ritmo de vacunación si hay vacunas, va a ser vertiginoso”.

Un médico revisa pacientes COVID-19 en la Unidad de Terapia Intensiva, en un Hospital de la Provincia de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Más de 50 profesionales de la salud han fallecido por coronavirus según registros oficiales provinciales (Juan Ignacio Roncoroni/)

Hasta el momento no se debió aplicar el protocolo de la última cama en toda la provincia. Pero eso no significa que en algún momento se deba aplicar. El presidente de la Sociedad de Terapia Intensiva de Córdoba indicó que no: “Por suerte nosotros todavía no. Venimos en la cola como el resto de los países y el resto de las provincias. Lo que pasa en otros países o en otras provincias nos puede pasar a nosotros. Hasta el momento no hemos tenido que aplicar ese protocolo. No estamos exentos que nos suceda. Hemos elaborado un protocolo propio en donde participé de manera multidisciplinaria con el comité de bioética y otras especialidades para tenerlo disponible. En la primera ola no lo hemos usado y ahora tampoco”.

Así mismo apuntó que no descartan que pudiera ser necesario, porque estamos viendo que la demora en la accesibilidad de camas críticas se hace sentir y nos hace pensar que en cualquier momento esto pueda pasar. “Tenemos ambulancias esperando hasta dos o tres horas para que le asignen una cama. A veces se agota el oxígeno de las reservas de las ambulancias y tienen que apelar a guardias para que les suministren y que puedan continuar con el tratamiento. Hoy ningún paciente ha quedado sin atención, advirtió Peñaloza.

En la misma sintonía, De León, aclara que “hasta el momento no tiene conocimiento de ningún caso donde haya habido esa situación, pero de todos modos al estar con un paciente que lo tenemos en una ambulancia esperando que se libere una cama, o en una esperando que se libere otra para pasarlo de una habitación común a terapia intensiva, es un estrés suficiente como para decir que no estamos en una situación ideal”. Por su parte, Pizzi, en la misma sintonía, dijo que “no se ha aplicado este protocolo. Se ha trabajado sobre este tema en la Universidad Nacional de Córdoba aportando profesionales de nuestra maestría en bioética para trabajar sobre esas guías. Esperemos que no se tengan que aplicar, pero la situación es compleja”.

terapia-intensiva-hospitales-bonaerenses
Autoridades académicas afirman que aún no debió aplicarse el protocolo de última cama. Los insumos escasean, pero nadie, hasta el momento, dejó de ser atendido por COVID-19

Pero la pandemia no solo necesita de vacunas, sino de los insumos necesarios para la atención de todas las personas que necesitan ser hospitalizadas. La realidad que nosotros vivimos, indica el doctor Peñaloza, “es la misma que el resto del país. En este momento particular no tenemos límite de acceso a recursos vitales. Me refiero a que no haya reemplazo. No puedo reemplazar un suministro por ninguna otra cosa. El oxígeno es oxígeno o nada. Y en eso no tuvimos dificultades como si otras provincias han tenido dificultades serias. Los respiradores, que son equipamientos que no se pueden reemplazar, tampoco hemos tenido dificultades, porque tanto el estado como las instituciones privadas se han dotado de un equipamiento para que actualmente con lo que tenemos hasta ahora no ha sido necesario. Pero tenemos una ocupación alarmante”.

Contrariamente, el doctor De León alegó que no. “Si uno tiene que decir si son los necesarios y suficientes, no. Empieza a faltar un medicamento y optamos por algo similar, algo que tenga el mismo efecto o parecido. Pero si uno tuviera que decir que idealmente, puede elegir entre todos los medicamentos para inducir un coma a un paciente que lo vamos a poner con respirador, usar los miorelajantes, no. Estamos comprando a cuentagotas. Antes uno compraba una provisión de medicación para respiradores de un mes, ahora si uno consigue una compra para una semana está en una buena situación. Hay veces que compramos cada dos días y tenemos que salir a comprar porque no nos proveen de mayor cantidad”.

Hasta el momento, en la provincia de Córdoba fallecieron 56 profesionales de la salud desde el inicio de la pandemia. En algunos casos los médicos fallecen porque no se pudieron vacunar porque tenían una enfermedad preexistente que contraindicaba la vacuna. Intentar buscar una explicación a la explosión de contagios en el país y en las provincias mas densamente pobladas, es un trabajo diario y permanente para tratar de revertir la actual situación.

Un médico revisa pacientes covid-19 en la Unidad de Terapia Intensiva, en un Hospital de la Provincia de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Desde la Sociedad de Terapia Intensiva de Cordoba aseguran que hay una estrategia de interacción entre el sector público y privado para tratar de extender al máximo la capacidad, sobre todo de medicina crítica (Juan Ignacio Roncoroni/)

El problema es que muchas veces uno toma las medidas y la sociedad no las cumple. Es como si yo le doy al paciente un antibiótico que lo tiene que tomar cada 12 horas durante 7 días y regresa a la semana pero tomó la mitad de la cantidad que tenía que tomar. El resultado no va a ser bueno. Acá las medidas que se tomaron, probablemente sean las indicadas, pero si no las cumplimos como sociedad son ineficaces. En este caso no fueron eficaces, sostiene De León.

En consonancia, el decano de la facultad de Ciencias Médicas de la UNC indicó: ”Estamos viviendo un multifactorial y es lo que nos está pasando. Creo que no nos ha acompañado la sociedad. La sociedad no ha entendido nuestro mensaje. No lo hemos logrado comunicar. El cansancio de la gente que no entendió que nuestro sistema sanitario está en una situación crítica. Que nuestros médicos, los cuales están luchando, que son los terapistas, las unidades críticas, también es un recurso crítico, pero no desde ahora, desde hace muchos años”.

Y añadió que en nuestro país la especialidad de terapista, es una especialidad que muy poca gente la utiliza. “Se ha hecho un gran trabajo en todo lo que es inversión en tecnología y en equipamiento, con lo cual pudimos ampliar toda la infraestructura de nuestro sistema federal de salud. Pero al recurso humano, capacitarlo, lleva su tiempo. Esperemos que sigan llegando vacunas en un número apropiado y sistemático, porque la estrategia sanitaria es muy clara, aumentar el número de vacunados y aumentar el número de testeos para identificar a las personas infectadas, aislarlas y poder lograr cortar la cadena de contagios. Creo que esa es nuestra estrategia a seguir en este momento”, expresó.

La situación que hoy estamos viendo es la falta de conciencia social y responsabilidad con todas las fiestas clandestinas, la falta de uso de las medidas de protección básicas y todas las normas que se han dispuesto. Cada ítem de las medidas deberían tomarse con algún grado de conocimiento científico de evidencia. Porque lo tenemos. O sea que cada apartado debe ser analizado con pros, contras y con un fundamento científico concluyó el el presidente de la Sociedad de Terapia Intensiva de Córdoba.

SEGUÍ LEYENDO:

Escasez de vacunas y colapso sanitario: las razones detrás del avance desmesurado de la segunda ola de COVID-19 en la Argentina

Siete expertos analizan el peor día de la pandemia en Argentina: falta de vacunas, de camas de terapia intensiva y baja cantidad de testeos

Qué puede pasar con la pandemia en la Argentina antes de julio: expertos vislumbran los posibles escenarios

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba