Agro

Toma de tierras: productores rurales de Santa Fe alertan por la usurpación de campos, baldíos y hasta una plaza

tomas-santa fe
Uno de los campos tomados en Reconquista, en el norte de Santa Fe.

El campo no viene teniendo su año más tranquilo y ya cuenta con demasiados frentes abiertos que se suman a los que ya de por sí le plantea la situación económica del país. Hoy la atención está centrada en la reapertura parcial de las exportaciones de carne vacuna decidida por el Gobierno nacional y cuál será la reacción del mismo ante la imposición de restricciones.

Sin embargo, asoma en el horizonte otra problemática, quizá, de más difícil resolución que la medida tomada por el oficialismo: las usurpaciones de campos, un fenómeno que volvió a tomar fuerza, esta vez, en el norte de Santa Fe, más precisamente en las localidades de Reconquista y Avellaneda.

Según los datos aportados por el presidente de la Sociedad Rural de Reconquista, Juan Capozzolo, en los últimos días se ocuparon parte de dos campos lindantes con la ciudad, en uno de los cuales, funciona un tambo. Pero también las usurpaciones se dieron en un terreno baldío y hasta en una plaza pública. En un clima enrarecido, las localidades se encuentran con una nutrida presencia policial.

A partir de los detalles brindados por el dirigente agropecuario a este medio, se encuentran parcialmente ocupados un campo de 36 hectáreas de la familia Cian, que al momento se encontraba improductivo, y otro de 700 hectáreas de la familia Roberts. A esto se suma un terreno baldío de 18 hectáreas, y una plaza.

“Los ciudadanos comunes estamos preocupados por el ataque a la propiedad privada. Se habla y se comenta mucho en la calle y todos estamos mirando con atención. El Gobierno municipal pidió a las fuerzas que desalojen, pero todavía no habían actuado. En estos momentos se está esperando que actúen”, comentó Capozzolo.

tomas-santa fe
Toma de terrenos en Reconquista, provincia de Santa Fe.

El presidente de la rural de Reconquista consideró que este fenómeno se debe a un “empobrecimiento” de los pueblos del interior, lo que hace que comiencen a despoblarse y la gente se aglomere en las ciudades. Ante la falta de vivienda, se dan estos hechos. “No es que falten los terrenos, es que sobran en los pueblos. Nosotros como sector productivo vemos que nos da la razón a lo que venimos diciendo hoy con el cierre de exportaciones de carne o las políticas en contra del sector agropecuario: esto lleva a una mayor pobreza en el interior del país, que es lo que se está viviendo día a día”.

En ese sentido, el dirigente indicó ver “una tendencia a que esto ocurra. Hace un año sucedió lo de Vicentin y salimos en protección de la propiedad privada y hoy lo volvimos a vivir en carne propia, que es la preocupación de todos los productores a que le suceda, como así también a cualquier vecino. Lamentablemente, el Gobierno nacional parece incentivar esta situación, porque escuchamos que de alguna manera la propiedad privada no es importante. No podemos, después de 200 años, poner el duda el derecho a la propiedad como un derecho básico”.

Situación en Chaco y las palabras de Alberto Fernández

Esta problemática no es nueva para el sector, y no hay que remontarse mucho atrás en el tiempo para encontrar ejemplos, como la toma de tierras en la Patagonia o en la estancia del ex ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere por parte de militantes de la CTEP dirigida por Juan Grabois. Sin embargo, parece haber un resurgir.

Casi al unísono con Reconquista, en la localidad chaqueña de Charata, según indicaron medios zonales, unas 80 familias usurparon un campo de 10 hectáreas lindante con la ciudad, que era destinado a la producción de alfalfa y de avena por la prohibición de utilizar fitosanitarios.

Por otro lado, días antes de que se produzcan las usurpaciones, el Presidente Alberto Fernández realizó declaraciones que desde el sector productivo fueron tomadas con preocupación y rechazadas por la oposición. En un acto en Mercedes, junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el mandatario sostuvo que “no tiene sentido guardarlo para que el día que se muera, un hijo lo herede. Tiene mucho más sentido volverla productiva hoy y que en ese lugar alguien construya techo, donde van a crecer sus hijos y sus hijas”.

SEGUIR LEYENDO:

El Gobierno consiguió armar un colchón de pesos y otro de dólares para llegar mejor parado a las elecciones

Cifras dispares sobre la recuperación: la UIA asegura que la industria creció 2,5%, la mitad de lo que dijo el ministro Kulfas

Contener la suba del dólar le cuesta USD 15 millones por día al Banco Central

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba