Salud

Un dispositivo novedoso para el cuello reduce la fatiga y revitaliza como una noche completa de sueño

Una nueva investigación proporciona la confirmación de que la estimulación manual del nervio vago hace lo que los científicos predijeron: ayudó a las personas a desempeñarse mejor y a sentirse menos fatigados cuando pasaron toda la noche en vela (Getty Images)
Una nueva investigación proporciona la confirmación de que la estimulación manual del nervio vago hace lo que los científicos predijeron: ayudó a las personas a desempeñarse mejor y a sentirse menos fatigados cuando pasaron toda la noche en vela (Getty Images) (Getty Images/)

En lugar de tomar una taza de café durante un turno de noche, los trabajadores algún día podrían sostener un dispositivo del tamaño de una afeitadora eléctrica en sus cuellos. Después de un par de minutos, emergerían renovados y despiertos de esta experiencia, que podría llegar a conocerse como una “ruptura del nervio vago”.

El dispositivo, llamado gammaCore, envía una serie de ráfagas vibratorias de electricidad de bajo voltaje, cada una de las cuales dura un milisegundo, al costado del cuello. Está destinado a estimular parte del nervio vago, un conector entre el cerebro y el cuerpo, y provocar la liberación de sustancias químicas relacionadas con la vigilia.

La investigación sobre una forma de mantener a las personas despiertas y alerta con medidos impulsos de electricidad comenzó después de que científicos contratados por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos notaron que los participantes a los que se les colocaron electrodos en el cuero cabelludo para administrar una corriente pudieron reducir la fatiga y mejorar su desempeño en las tareas de atención. Esta configuración no es fácil de recrear fuera de un laboratorio, pero si lo fuera, podría ofrecer una alternativa a los estimulantes de cafeína o anfetamina, también conocidos como “píldoras go”, que todavía se recetan a los soldados.

La búsqueda de una solución más directa y sin efectos secundarios llevó a los investigadores al nervio vago. Los implantes quirúrgicos que lo estimulan se han utilizado para prevenir convulsiones en personas con epilepsia desde 1988, y algunos de estos pacientes han descubierto que el implante les ayudó a controlar sus dolores de cabeza y dolor. Otros estudios han encontrado que la estimulación del nervio vago implantado mejora la memoria y la cognición tanto en humanos como en animales.

Una nueva investigación proporciona la confirmación de que la estimulación manual del nervio vago hace lo que los científicos predijeron: ayudó a las personas a desempeñarse mejor y a sentirse menos fatigados cuando pasaron toda la noche en vela. “Se suponía que estimular el nervio vago sin agujas o cirugía era imposible antes de que se inventara la tecnología hace una década -explica Peter Staats, director médico y cofundador de electroCore, la compañía que diseñó el dispositivo a prueba-. Este recurso funciona al tocar el gel conductor en la superficie de la piel y fue aprobado por primera vez para tratar los dolores de cabeza en racimos en adultos en 2017”. Desde entonces, su uso se ha expandido para incluir migrañas de adultos y adolescentes, y ha recibido autorización de uso de emergencia para asma agravada por COVID-19 en adultos.

Su uso se ha expandido para incluir migrañas de adultos y adolescentes, y ha recibido autorización de uso de emergencia para asma agravada por COVID-19 en adultos (REUTERS)
Su uso se ha expandido para incluir migrañas de adultos y adolescentes, y ha recibido autorización de uso de emergencia para asma agravada por COVID-19 en adultos (REUTERS) (SERGIO PEREZ/)

La estimulación del nervio vago es un objetivo popular de la medicina bioelectrónica debido a los vínculos directos entre el nervio y muchos de los órganos del cuerpo. Stephen Silberstein, profesor de neurología en la Universidad Thomas Jefferson y director del Jefferson Headache Center, compara el nervio vago con un importante centro de transporte como Grand Central Terminal en la ciudad de Nueva York, “donde subirse a un tren o metro puede enviar a un viajero a cualquier parte de el área metropolitana. De manera similar, diferentes tipos de fibras viajan a distintos lugares, incluida una parte del cerebro llamada locus coeruleus. Allí, el cerebro produce norepinefrina, una sustancia química de lucha o huida que aumenta el estado de alerta y reduce el dolor y el cansancio”.

En el estudio, los investigadores observaron a 40 soldados en servicio activo de una base de la Fuerza Aérea norteamericana mientras permanecían despiertos por 34 horas, durante las cuales completaron pruebas cognitivas e informaron su estado de ánimo y nivel de fatiga. La mitad de los participantes usaron el dispositivo de estimulación del nervio vago durante ocho minutos cerca del comienzo de la prueba, mientras que a la otra mitad se le dio un dispositivo falso que se veía y se sentía como el verdadero pero que no proporcionaba corriente eléctrica. Los primeros se apegaron más a su rendimiento inicial a medida que avanzaba la noche y reportaron menos fatiga con el tiempo que el otro grupo.

“Es emocionante para nosotros que no solo se desempeñen mejor, sino que también perciban que lo están haciendo y que se sienten menos cansados”, dice Richard McKinley, coautor del estudio e ingeniero biomédico de la Fuerza Aérea. El especialista asegura que “las mejoras en el estado de ánimo y el nivel de energía podrían motivar a los soldados a usar un dispositivo como este fuera de un estudio”.

Investigaciones anteriores sobre la estimulación del nervio vago se han dirigido a poblaciones con afecciones crónicas y, a menudo, debilitantes, como artritis reumatoide, migrañas y epilepsia (Europa Press)
Investigaciones anteriores sobre la estimulación del nervio vago se han dirigido a poblaciones con afecciones crónicas y, a menudo, debilitantes, como artritis reumatoide, migrañas y epilepsia (Europa Press) (WAVEBREAKMEDIA/)

Si bien los dos grupos se desempeñaron de manera similar a lo largo del tiempo en algunas partes de las pruebas cognitivas, horas más tarde, los participantes que usaron el dispositivo real mostraron una ralentización de la reducción en el rendimiento en las tareas relacionadas con la percepción, absorbiendo y sintetizando audio, estímulos visuales u otros tipos de información.

Investigaciones anteriores sobre la estimulación del nervio vago se han dirigido a poblaciones con afecciones crónicas y, a menudo, debilitantes, como artritis reumatoide, migrañas y epilepsia. Este nuevo trabajo está liderando la carga para usar esta terapia en personas sanas para mejorar su rendimiento sin consecuencias adversas para su salud. Silberstein, que no participó en el estudio, dice que “este dispositivo podría ayudar a una amplia gama de personas privadas de sueño, desde pilotos de la Fuerza Aérea hasta médicos y estudiantes universitarios”.

Otro grupo que podría beneficiarse de la investigación son los astronautas. Lindsey McIntire, la primera autora del artículo, asegura que “la NASA proporcionó algunos de los fondos del estudio porque los astronautas a menudo duermen en entornos extremos y desconocidos, lo que lleva a un sueño menos reparador. Encontrar una solución duradera para la fatiga mantendría a las personas más felices, más saludables y más concentradas en sus tareas en el espacio”.

Eric Chang, profesor asistente de los Institutos Feinstein de Investigación Médica, que tampoco participó en la investigación, afirma que “es posible que los hallazgos no se puedan generalizar a quienes no sufren privación continua de sueño durante 34 horas seguidas, como sucedió con los participantes.

McIntire señala que “el rendimiento del grupo activo disminuyó un 5%, pero se redujo al 15% en el grupo placebo. Eso es errores, y en ciertos campos como la medicina y el ejército y el transporte, puede equivaler a salvar vidas”.

SEGUIR LEYENDO:

Covid-somnia, la pandemia del sueño que surgió por el coronavirus

¿Es bueno dormir la siesta? Cuánto tiempo se recomienda y por qué es necesario hacerlo

Cuánto tiempo es el recomendado dormir según cada edad

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba