Salud

Despejan dudas sobre la efectividad de AstraZeneca: una dosis de la vacuna reduce sensiblemente las internaciones

Foto de archivo de una jeringa y viales con la etiqueta de vacunas para el  COVID-19 junto al logo de Astra Zeneca Mar 14, 2021. REUTERS/Dado Ruvic/
Foto de archivo de una jeringa y viales con la etiqueta de vacunas para el COVID-19 junto al logo de Astra Zeneca Mar 14, 2021. REUTERS/Dado Ruvic/ (Dado Ruvic/)

Estudios recientes realizados por la Universidad de Oxford demostraron en el Reino Unido, donde prevalece la variante delta, que la aplicación de una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca evita las internaciones hospitalarias en un 72% de los casos. De todas formas, estableció que lo ideal es la aplicación de las dos dosis, aun cuando la ventana entre ambas exceda los tres meses.

La patóloga argentina Marta Cohen, residente en Reino Unido, dijo a Infobae que conversó con el director de la investigación de la vacuna Oxford-AstraZeneca, Andrew Pollard, quien le explicó personalmente detalles del estudio.

Esos últimos análisis determinaron que “la protección de una dosis de la vacuna es muy buena, en el orden del 72% con una dosis de AstraZeneca para prevenir la admisión hospitalaria y del 92% con dos dosis” de ese inoculante, lo que implica niveles “similares” a los de Pfizer que son del “96% con dos dosis”.

Las pruebas demostraron que una dosis no lograría evitar la sintomatología de los contagiados, pero sí el agravamiento de los cuadros y la consecuente recarga del sistema hospitalario.

El doctor Pollard, agregó Cohen, “me explica que en su trabajo llamaron a los voluntarios que no habían recibido la segunda dosis”, tras lo cual tuvieron “la grata sorpresa de que hasta 45 semanas después o más de la primera dosis, la segunda dosis presentaba una buena inmunidad. Esto es por la memoria inmunológica”.

“Pero, además, llamaron a otro grupito que había recibido la segunda dosis en tiempo y forma y le dieron la tercera dosis y la inmunidad también fue muy buena”, reveló.

REUTERS/Paul Childs/File Photo
REUTERS/Paul Childs/File Photo (PAUL CHILDS/)

“Esto indicaría que aquellos países que han recibido una sola dosis pueden aún dar la segunda dosis muchas semanas después. Y aquellos países más desarrollados que han recibido la segunda dosis deberían recibir una tercera inyección”, dijo.

En definitiva, destacó la especialista argentina, el estudio “indica que la segunda dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca despierta inmunidad meses después de la primera dosis”, aunque siempre implicará una mayor protección recibir las dos vacunas e incluso, para quienes accedieron a esta, un refuerzo, una tercera.

En Argentina, donde hasta el momento arribaron 25.706.730 dosis, 580.000 son de AstraZeneca-Covishield, 1.944.000 de AstraZeneca por el mecanismo COVAX de la OMS, y 7.057.900 de AstraZeneca y Oxford cuyo principio activo se produjo en la Argentina, según datos oficiales.

El resto, 10.124.830 corresponden a Sputnik V (8.234.670 del componente 1 y 1.890.160 del componente 2) y 6 millones al laboratorio Sinopharm.

Qué dijeron el PHE y Oxford

Imagen de archivo de un vial de la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus en el centro comercial Westfield Stratford City de Londres, Reino Unido. 18 febrero 2021. REUTERS/Henry Nicholls
Imagen de archivo de un vial de la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus en el centro comercial Westfield Stratford City de Londres, Reino Unido. 18 febrero 2021. REUTERS/Henry Nicholls (Henry Nicholls/)

Por otra parte, Cohen citó un artículo del Public Hearth England (PHE) del pasado 14 de junio referente a un estudio realizado en 14 mil personas sintomáticas con la variante delta entre quienes “solo 166 requirieron admisión hospitalaria”. Ahí se estableció que “la protección de la vacuna es muy buena, es del orden del 72% con una dosis de AstraZeneca” para evitar internaciones y del 92% con dos dosis.

“Esto es fantástico, quiere decir que una dosis de la vacuna no necesariamente previene para la infección sintomática, pero una dosis de la vacuna previene para la admisión hospitalaria o disminuye el riesgo de requerir admisión hospitalaria”, destacó la médica.

Ese mismo artículo precisó mediante una tabla que, “de las 166 personas internadas con la variante delta que tenían síntomas que requirieron internación, solo el 6% tenía las dos dosis, 52% tenía una dosis y el 42% no tenía ninguna, no estaban vacunados”.

“Esto indica que, entonces, las dos dosis es lo ideal, pero en aquellos lugares donde no se pueda aún recibir la segunda dosis, por lo menos hay una gran chance de un buen nivel de prevención de la admisión hospitalaria”, concluyó Cohen.

Tal como mencionó la médica patóloga, el estudio realizado por PHE publicado el pasado 22 de mayo “muestra por primera vez que 2 dosis de las vacunas COVID-19″ de AstraZeneca “son altamente efectivas contra la variante B.1.617.2 identificada por primera vez en India”.

Río de Janeiro se convertirá en la primera capital regional brasileña en permitir mezclar los dos fármacos contra la covid-19, una práctica ya avalada o recomendada en otros países del mundo como Chile, España, Alemania, Portugal, Canadá o Corea del Sur. EFE/Archivo
Río de Janeiro se convertirá en la primera capital regional brasileña en permitir mezclar los dos fármacos contra la covid-19, una práctica ya avalada o recomendada en otros países del mundo como Chile, España, Alemania, Portugal, Canadá o Corea del Sur. EFE/Archivo (EFEI0023/)

Esta investigación demostró que tanto AstraZeneca como Pfizer “fueron 33% efectivas contra la enfermedad sintomática de B.1.617.2, 3 (delta) semanas después de la primera dosis en comparación con alrededor del 50% de efectividad contra la variante B.1.1.7 (Kent)”.

El 28 de junio último Amy Flaxman y Natalie Marchevsky de la Uversidad de Oxford también publicaron una investigación en The Lancet en la que destacaron que “un retraso más largo antes de la segunda dosis” de AstraZeneca “conduce a un aumento del título de anticuerpos después de la segunda dosis. Una tercera dosis de ChAdOx1 nCoV-19 induce anticuerpos a un nivel que se correlaciona con una alta eficacia después de la segunda dosis y aumenta las respuestas de las células”.

Este análisis, aclararon las autoras, se llevó a cabo ante “la escasez de suministro de la vacuna COVID-19″ que “está causando preocupaciones sobre la inmunidad comprometida en algunos países a medida que se extiende el intervalo entre la primera y la segunda dosis”.

SEGUIR LEYENDO:

El COVID-19 prolongado afecta al 30% de los pacientes infectados, según Marta Cohen

Variante Delta del coronavirus: golpea más a los jóvenes que no están vacunados

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba