Agro

El Consejo Agroindustrial Argentino preocupado por la “Ley Yolanda”: cuestionan que se presente a la producción como una ideología

Gabinete comercio exterior - Juan Cabandié
Juan Cabandié, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible. (Presidencia)

El Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) manifestó su preocupación por los ejes epistemológicos presentados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible para implementar planes de capacitación para funcionarios nacionales y provinciales en la Ley Yolanda. El espacio conformado por más de 60 entidades, cuestionó a través de un documento la consulta pública lanzada por el Ministerio la semana pasada en la que se propone considerar a los sistemas productivos actuales como modelo de desarrollo hegemónico y una ideología.

“Esta visión muestra un posicionamiento parcial e inapropiado sobre una materia con múltiples aristas que, de mantenerse dicho enfoque, no logrará una mejor información y capacitación para la toma de decisión en un tema tan prioritario como es la transición hacia una economía verde”, indican en un comunicado.

La Ley 27.592, también conocida como Ley Yolanda, es una ley que tiene como objetivo garantizar la formación integral en ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible y con especial énfasis en cambio climático, para las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación. La normativa fue sancionada el 17 de noviembre de 2020 con el nombre de Ley Yolanda en homenaje a Yolanda Ortiz, la primera secretaria de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Argentina.

“El sector agropecuario y agroindustrial de Argentina y del resto del mundo, se encuentran frente al desafío de seguir adoptando sistemas de producción cada vez más responsables en consonancia con los Acuerdos Internacionales que están vigentes y las tendencias en requisitos de sostenibilidad que se solicitan por los países, los bloques económicos y las cadenas globales de suministro de alimentos, bebidas y fibras”, agregan en el documento.

Para el CAA, las acciones para lograr una transición hacia paradigmas de producción y de consumo sostenibles y, al mismo tiempo, generar alimentos, bebidas y fibras en cantidad y calidad y reducir la pobreza. requieren de una acción nacional e internacional coordinada, sobre todo a la luz de los desafíos de seguridad alimentaria, la cual según señalan “es el principal objetivo para ser atendido por las cadenas agroindustriales que forman parte del Consejo Agroindustrial Argentino”.

La producción agrícola hoy se realiza bajo buenas prácticas agropecuarias.
La producción agrícola hoy se realiza bajo buenas prácticas agropecuarias.

Los ejes temáticos que tiene la convocatoria del Gobierno, en lugar de promover la educación ambiental basada en la economía, verde, circular, la transición energética con uso de energía renovables y la bioeconomía, como lo estipulan los tratados internacionales que tiene la Argentina, promueven un fuerte cuestionamiento sobre que los sistemas productivos actuales son una ideología y son hegemónicos, y exponen que el saber científico no es relevante, sino la percepción y subjetividades que puedan existir.

Objetan el saber científico

“Uno de los ejes del Ministerio objeta el saber científico. Los desafíos para mitigar el cambio climático, proteger y restaurar ecosistemas terrestres y acuáticos, lograr formas de producción más sostenibles y consumo más responsable al mismo tiempo que se asegura la inclusión social y la reducción de la pobreza, exige un sistema científico técnico con una agenda y financiamiento que permita la innovación y la transferencia y adopción de mejores tecnologías y procesos”, observan.

Luego de encontrarse con este resultado, desde el CAA solicitaron una audiencia a los Ministros involucrados en la temática para profundizar el planteo y que se enfoque en los ejes que guían las intervenciones en los diálogos internacionales: economía verde; sostenibilidad económica, social y ambiental; economía circular; mitigación y adaptación al cambio climático.

“Entendemos que la capacitación no debería ser un espacio de replanteo para desarrollar “caminos alternativos”, sino un espacio de formación en el que se transmitan los conceptos fundamentales, sobre los cuales está basado el diálogo internacional para atender los desafíos ambientales que son también globales”, señalan desde la entidad.

La preocupación del CAA está puesta en que la Argentina ha firmado 16 Convenios y Acuerdos internacionales vinculados al ambiente y participa de la Alianza para la Acción por una Economía Verde (PAGE, por sus siglas en inglés), iniciativa del Sistema de las Naciones Unidas que responde al documento final de esta organización sobre Desarrollo Sostenible Río +20 denominado “El futuro que queremos”.

“Dentro de esta iniciativa se abordan los principales ejes de políticas para lograr sistemas más sostenibles, incluyendo los conceptos de Economía Verde, Economía Circular y cambio climático con metas y objetivos concretos en mitigación y desarrollo sostenible, como son el ODS con metas concretas al 2030”, puntualizan.

SEGUIR LEYENDO:

Carne vacuna: en los primeros 5 meses del año el consumo fue el más bajo de la historia y en el segundo trimestre la producción cayó más del 11 por ciento

Avanza un “miniplan” económico de 120 días para revertir el malhumor social y ganar las elecciones

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba