Agro

Cepo a la carne: un sindicato del sector lanzó un plan de lucha contra las trabas a la exportación y denuncia una caída del 50% en sus ingresos

Un gremio de la carne realiza una protesta en rechazo a las restricciones para exportar carne vacuna. (NA)
Un gremio de la carne realiza una protesta en rechazo a las restricciones para exportar carne vacuna. (NA)

La decisión del Gobierno nacional de limitar las exportaciones de carne vacuna no solo comienza a repercutir en los ingresos de los productores ganaderos y de la industria frigorífica especializada en comercio exterior, sino que, gran parte del impacto se está dando en los trabajadores, que ya ven mermas de hasta el 50% en sus salarios.

Es por esto, y ante el recuerdo fresco de lo que generaron este tipo de medidas en 2006, que la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne de la República Argentina (FESITCARA) resolvió hoy iniciar un plan de lucha y movilización que comenzará con la realización de asambleas y que incluirá marchas y protestas frente a la Secretaría de Comercio y al Ministerio de Trabajo.

“El Consejo Directivo de FESITCARA resolvió un plan de lucha ante la medida del Gobierno de reducir las exportaciones de carne para bajar el costo de la canasta alimentaria, ya que implica un efecto negativo por el cual nuestros compañeros se han visto afectados por reducciones de hasta un 50% de sus salarios, lo que desde ya nos ubica por debajo de la línea de la pobreza”, reza el comunicado difundido por el gremio.

“La medida que llevó adelante el Gobierno apunta a cuidar la mesa de los argentinos, pero que, al mismo tiempo, no ha tenido en cuenta el tema de los trabajadores de los frigoríficos” (Vallejos)

En diálogo con Infobae, el secretario general del sindicato, Gabriel Vallejos, explicó que el gremio entiende que “la medida que llevó adelante el Gobierno apunta a cuidar la mesa de los argentinos, pero que, al mismo tiempo, no ha tenido en cuenta el tema de los trabajadores de los frigoríficos”.

Según relató Vallejos, “si bien por el momento no hay despidos masivos, empezó a darse un goteo con suspensiones y, por otro lado, al haber una merma en la faena, los trabajadores han quedado en garantía horaria. Esto significa que cobran 70 horas por convenio, que desde ya nos ubica por debajo de la línea de la pobreza, que para nosotros es bastante grave”.

A partir de esta situación, que fue alertada por casi toda la cadena desde el minuto uno en que se comunicó las intenciones del Gobierno nacional de intervenir el mercado externo de la carne ante la exponencial suba de los precios locales del producto, los trabajadores nucleados en este sindicato decidieron emprender un plan de lucha.

“Vamos a empezar la semana que viene con asambleas en las distintas plantas en el Conurbano, Capital Federal y en toda las filiales del país. La idea es tener algún tipo de respuesta por parte de las empresas y el Gobierno en el que tengan en cuenta que esto es una reducción del salario. Si no obtenemos respuesta vamos a marchar al Ministerio de Trabajo y a la Secretaría de Comercio”, detalló Vallejos.

Para el dirigente gremial, de extenderse la decisión del Poder Ejecutivo, las consecuencias pueden ser similares a las ya ocurridas años atrás. “Hay que recordar lo que pasó en 2006, cuando con el cierre de exportaciones perdimos más de 15.000 puestos de trabajo. Si esta medida se prolonga en el tiempo va a ser gravísimo para los trabajadores de la carne”.

“Al haber una merma en la faena, los trabajadores han quedado en garantía horaria. Esto significa que cobran 70 horas por convenio, que desde ya nos ubica por debajo de la línea de la pobreza” (Vallejos)

Obra social

Por supuesto, el decrecimiento en la actividad de los frigoríficos, que deriva en suspensiones y menores ingresos para los trabajadores, tiene consecuencias en el financiamiento de las obras sociales, que adquiere mayor relevancia en tiempos de pandemia.

“Nuestra obra social OSTCARA se ve afectada fuertemente en sus ingresos, justo en el momento en que más prestaciones estamos dando, en virtud de la pandemia que es de público y notorio conocimiento”, indicó el sindicato en un comunicado difundido hoy.

En este sentido, Vallejos explicó que “desde el minuto cero de la pandemia fuimos trabajadores esenciales, nunca paramos y los muchachos le han puesto el hombro. Cuando baja la faena y disminuyen las horas de trabajo en los frigoríficos, la obra social está recaudando el mismo porcentaje menor. En un momento tan delicado, cuando tenemos que darles prestaciones de servicios de salud a todos los afiliados, es algo a tener en cuenta y para nosotros es gravísimo”.

SEGUIR LEYENDO:

Muchos papeles pero poca plata: por qué los cajeros están saturados de billetes de $100 que no quieren ni el público ni los bancos

A pesar del aumento, el salario mínimo no alcanzará a superar la línea de indigencia

Cuál es la brecha entre los dólares financieros que crece cada día y es seguida de cerca por el equipo económico

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba