Salud

¿Quiénes tienen más probabilidades de padecer COVID-19 grave después de estar vacunados con dos dosis?

Las personas con enfermedades suyacentes o inmunosuprimidas tienen más probabilidad de desarrollar COVID grave, aunque esté vacunada -  (REUTERS/Pilar Olivares)
Las personas con enfermedades suyacentes o inmunosuprimidas tienen más probabilidad de desarrollar COVID grave, aunque esté vacunada – (REUTERS/Pilar Olivares) (PILAR OLIVARES/)

La propagación de la variante Delta del coronavirus sigue causando preocupación en la comunidad médica mundial a pesar de algunas tasas de vacunación alta en algunos países, sobre todo, porque continúan contando infecciones en aumento y también muertes por COVID-19.

En uno de los últimos estudios para determinar quienes son más vulnerables a la enfermedad que genera el coronavirus, un estudio israelí determinó que las personas mayores con muchas afecciones médicas subyacentes e inmunosupresión tienen más probabilidades de contraer coronavirus y desarrollar un caso grave de COVID-19 incluso después de estar completamente vacunadas.

Según este primer estudio mundial realizado en Israel, una minoría de personas vacunadas contraerá coronavirus y un pequeño porcentaje de ellas terminará hospitalizado a causa del virus. A esto se le llama infección irruptiva.

El estudio fue a 152 pacientes completamente vacunados de 17 hospitales que desarrollaron COVID-19 más de siete días después de recibir su segunda dosis de vacuna  (REUTERS/Sarah Meyssonnier)
El estudio fue a 152 pacientes completamente vacunados de 17 hospitales que desarrollaron COVID-19 más de siete días después de recibir su segunda dosis de vacuna (REUTERS/Sarah Meyssonnier) (SARAH MEYSSONNIER/)

Pero, ¿quiénes son estas personas?

Un equipo de médicos israelíes dirigido por el profesor Tal Brosh, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Samson Assuta Ashdod, estudió a 152 pacientes completamente vacunados de 17 hospitales que desarrollaron COVID-19 más de siete días después de recibir su segunda dosis de vacuna y requirió hospitalización antes de finales de abril.

La cohorte fue pequeña porque no muchas personas vacunadas que contraen coronavirus desarrollan una infección grave, ya que la vacuna tiene una efectividad del 97% al 98% contra la variante estándar, y está demostrando ser casi tan efectiva contra la variante Delta. Hasta ahora, a pesar de un rápido aumento en los casos de coronavirus en Israel, el número de casos graves parece estar aumentando lentamente.

“En general, podemos decir que lo principal es que no se trata de personas sanas”, explicó Brosh a The Jerusalem Post en una entrevista. “Casi todos (96%) tenían comorbilidades: enfermedad cardíaca, enfermedad pulmonar, enfermedad renal, demencia, cáncer u otras dolencias comunes. Por lo tanto, las personas que contraen infecciones irruptivas y son admitidas están más enfermas que una persona normal“.

De todos los pacientes estudiados, el 71% tenía hipertensión; 48% diabetes; 27% de insuficiencia cardíaca congestiva; 24% enfermedad renal crónica; 24% enfermedad pulmonar crónica; 19% demencia; y 24% cáncer (REUTERS/Luisa Gonzalez/File Photo)
De todos los pacientes estudiados, el 71% tenía hipertensión; 48% diabetes; 27% de insuficiencia cardíaca congestiva; 24% enfermedad renal crónica; 24% enfermedad pulmonar crónica; 19% demencia; y 24% cáncer (REUTERS/Luisa Gonzalez/File Photo) (LUISA GONZALEZ/)

De los que terminaron en el hospital, 38 tuvieron lo que se definió como “malos resultados”, lo que significa que fueron ventilados mecánicamente o habían muerto. Específicamente, el 71% tenía hipertensión; 48% diabetes; 27% de insuficiencia cardíaca congestiva; 24% enfermedad renal crónica; 24% enfermedad pulmonar crónica; 19% demencia; y 24% cáncer. Solo el 6% no tenía ninguna afección médica subyacente. Además, el estudio mostró que el 40% de los pacientes estaban inmunodeprimidos.

“Si su sistema inmunológico no funciona bien, tiene un mayor riesgo de no desarrollar la protección de la vacunación”, indicó el experto, y agregó que alrededor del 35% de los pacientes no tenían anticuerpos detectables, lo que significa que no habían logrado generar una respuesta inmunitaria a la vacuna. La mediana de tiempo transcurrido desde la segunda dosis hasta la hospitalización fue de 40 días. La mediana de edad de los pacientes fue de 71 años. En la mayoría de los casos se desconocía el origen de la infección del paciente.

Brosh precisó que aunque este estudio se realizó cuando la variante Alpha estaba activa en Israel y la mayoría de los casos tenían esa cepa del virus, dijo que es probable que las características todavía se apliquen en la actualidad, a aquellos que están infectados con la variante Delta que ahora cuenta. para más del 90% de las infecciones en Israel. Y que la variante Delta parece atravesar la vacuna más que su predecesora Alpha, pero aún no está claro si la variante causa infecciones más graves, a pesar de algunas sugerencias del Ministerio de Salud. Aún así, dijo que hay un mensaje importante que el público debe prestar atención: “Si es mayor y tiene comorbilidades, y definitivamente, si tiene muchas comorbilidades, o está inmunodeprimido, no puede asumir que estará bien protegido por la vacuna”, dijo Brosh. “Cuando hay mucha transmisión en la comunidad, debes cuidarte”.

Ete estudio se realizó cuando la variante Alpha estaba activa en Israel y la mayoría de los casos tenían esa cepa del virus - National Institute of Allergy and Infectious Diseases, (NIH/Handout via REUTERS)
Ete estudio se realizó cuando la variante Alpha estaba activa en Israel y la mayoría de los casos tenían esa cepa del virus – National Institute of Allergy and Infectious Diseases, (NIH/Handout via REUTERS) (Handout ./)

Enfermedad grave en niños

En otro estudio científico sobre COVID-19, pero realizado en niños, también se determinó que la probabilidad de morir por COVID-19 que enfrentan los los más pequeños sería de 1 en 500 mil. Científicos británicos de las universidades College de Londres, York y Liverpool advirtieron en 3 estudios que sólo los más jóvenes con afecciones médicas preexistentes corren riesgo de fallecer por el virus SARS-CoV-2.

Según ejemplificaron, en Inglaterra, solo 25 menores de 18 años han muerto a causa del COVID-19, lo que equivale a alrededor de dos en un millón, calcularon los expertos. En la Argentina, los menores de 20 años fallecidos por el virus SARS-Cov-2 al 28 de junio correspondían a 248, según datos del Ministerio de Salud.

La vacuna tiene una efectividad del 97% al 98% contra la variante estándar, y está demostrando ser casi tan efectiva contra la variante Delta (REUTERS/Caroline Chia)
La vacuna tiene una efectividad del 97% al 98% contra la variante estándar, y está demostrando ser casi tan efectiva contra la variante Delta (REUTERS/Caroline Chia) (CAROLINE CHIA/)

Los jóvenes con afecciones médicas preexistentes como enfermedades cardíacas y cáncer, y discapacidades graves, que pueden incluir parálisis cerebral y autismo, tienen una mayor probabilidad de enfermarse gravemente por el virus, alertaron. Para los científicos, de tres de las principales universidades británicas, este riesgo no es mayor que el de la gripe.

El grupo investigador presentará los estudios al Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) inglés, al Departamento de Salud local y a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

SEGUIR LEYENDO:

Coronavirus en Argentina: el ritmo de vacunación bajó un 6% durante la última semana y hay 5,6 millones de dosis sin aplicar

Para agosto 90% de los infectados en México serían de la variante Delta, lo que extendería la tercera ola

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba